Finanzas

Pemex baja en el ranking de Moody’s: ¿Qué significa para tu futuro?

pemex scaled 1.webp

¡Oigan, jóvenes de México! ¿Han escuchado lo que está pasando con ese gigante petrolero del país, Pemex? Les tengo un chisme recién salido del horno que seguro les va a interesar.

Resulta que los expertos de Moody’s, una de esas agencias que se la pasan calificando empresas, han revisado los números y dicen que la estatal petrolera está enfrentando unos retos económicos bien pesados. Han bajado su calificación en cuanto a riesgo crediticio base a Ca de Caa3, lo cual suena como si le hubieran sacado cuadro y todo en la boleta.

Dicho en claro, Pemex tiene unas necesidades de efectivo enormes y se las va a ver duras con los pagos de sus deudas en estos dos o tres años que vienen. Además, están en plan de expandir sus refinerías y aumentar la producción, pero esto no es cosa fácil ni barata, y por eso los riesgos de negocio están por las nubes.

¿Y saben qué más? Pemex no solo es cualquier empresa, sino la petrolera más endeudada del mundo entero. Aunque no todo es malas noticias, el gobierno dijo que han bajado la deuda un buen 17.4% desde que tomaron el mando, lo cual suena a un descansito para nuestras finanzas nacionales.

Pero Moody’s también recortó otras calificaciones de la familia corporativa de Pemex, y eso tiene a algunos bancos pensando dos veces antes de prestarles lana por temas de riesgo ambiental, social y de gobernanza. Además, cambiaron la suposición de qué tan probable es que el gobierno les eche la mano con sus pagos de deuda.

Para colmo, pronostican que el apoyo del próximo gobierno va a costar más lana porque el país enfrentará un deficitazo, con gastos en proyectos grandes y un endeudamiento caro.

Por otro lado, parece que hay un rayito de esperanza porque Pemex sí ha logrado frenar la caída en su producción y reservas durante los últimos tres añitos. Pero no tiren las campanas al vuelo, porque Moody’s dice que el presupuesto del 2024 parece que va a recortar inversiones, y eso podría hacerles difícil seguir creciendo y reponiendo sus reservas de oro negro.

Con toda esta movida, Pemex va a depender bastante del financiamiento externo, porque la lana que generan no alcanza para cubrir todos sus gastos. Incluso, para finales de septiembre de 2023, reportaron solo 4 mil millones de dólares en caja, cuando tienen que enfrentar pagos de deuda de más de 10 mil 900 millones para el próximo año.

Para cerrar el telón, las perspectivas no pintan tan bonitas, porque a menos que Pemex haga un cambio radical en cómo maneja sus asuntos, parece que sus números van a seguir en picada, y eso significa que van a necesitar todavía más ayuda.

Así que, compas, ¿qué opinan? Pemex está en una de esas encrucijadas que son claves para el futuro del país. ¿Creen que lograrán dar el giro que necesitan? La bola está en su cancha, y definitivamente este es un juego que nos afecta a todos.

Shares: