Internacionales

Juicio a piloto por trágico accidente aéreo: ¿Realmente sin culpa?

🚁🛩️¿Un traje de alas mortífero? 💥 Un accidente trágico deja al descubierto los peligros del wingsuit en el suroeste de Francia. 😱🪂 ¡Lee más aquí!

Imagina esto, mi amigo: te encuentras volando en un wingsuit, disfrutando de una increíble experiencia en el aire. Sin embargo, de repente, un trágico accidente ocurre y cambia todo. Esta es la historia que te voy a contar.

En julio de 2018, en el suroeste de Francia, un piloto de avión llamado Alain C se encontraba volando cerca de Nicolas Galy, un paracaidista experimentado que estaba usando un wingsuit. Pero algo salió terriblemente mal. El ala izquierda y un puntal del avión golpearon a Nicolas, provocándole la decapitación.

Puedo imaginar que te estremeces al leer esto. Es un hecho horrible y trágico. Según The Times, segundos antes del accidente, Galy había descendido del avión Pilatus con su wingsuit y se lanzó desde unos 4.400 metros sobre Bouloc-en-Quercy. Lamentablemente, fue la primera de las dos personas que se lanzaron.

El avión de Alain C siguió su recorrido y, al descender, alcanzó la línea de ambos paracaidistas cuando se encontraban a aproximadamente 1.000 pies en el aire. Fue en ese momento cuando ocurrió la colisión. Después del impacto, el paracaídas de emergencia de Galy se abrió, pero ya era demasiado tarde. Su cuerpo cayó inerte a un campo.

Alain C afirmó en el tribunal de Montauban que no sabía que tenía a los wingsuiters por delante. Según The Times, él declaró que “comparado con los paracaidistas que van en caída libre, es más complicado con los wingsuiters que van más en línea recta. No descienden mucho y pueden entrar en conflicto con la aeronave”.

El piloto aseguró que Galy, a pesar de su experiencia en paracaidismo con 226 saltos realizados, “no siguió la trayectoria esperada y nunca debería haber estado en esa línea”. Alain C argumentó que creía que Galy estaba más al norte y que su trayectoria de vuelo tenía sentido. Afirmó que la tragedia fue la peor experiencia de su vida, pero que no se sentía culpable.

La fiscalía, por otro lado, cree que Galy sí siguió los procedimientos correctamente y no tuvo negligencia alguna. Incluso se descubrió que la licencia de vuelo de Alain C no era válida en ese momento debido a restricciones médicas que había infringido.

En cuanto al castigo, la fiscalía solicitó 12 meses de prisión en suspenso y una multa de 10.000 euros (10.600 dólares) para la escuela de paracaidismo Midi-Pyrénées. La investigación de la Dirección General de Investigación de Accidentes Aéreos atribuyó el incidente a la falta de instrucciones a los paracaidistas, al descenso brusco e inmediato de Alain C tras perder de vista a los saltadores, y a los procedimientos inadecuados utilizados por la Federación Francesa de Paracaidismo.

Esta historia es trágica y no hay manera de cambiar lo que sucedió. Nos muestra lo peligroso que puede ser el deporte extremo. Quiero que reflexionemos sobre esto, mi amigo. ¿Crees que hay una parte de responsabilidad tanto en el piloto como en los paracaidistas? ¿Qué medidas podrían haberse tomado para evitar esta tragedia?

Recuerda, siempre es importante aprender de los errores y tomar precauciones adecuadas cuando se practica un deporte extremo o cualquier actividad que pueda llevarnos a situaciones de alto riesgo. Quiero saber tu opinión al respecto, así que no dudes en compartir tus ideas y opiniones. ¡Y si te gustó esta historia, no dudes en compartirla en tus redes sociales para ampliar la discusión!

Un abrazo,

Emma.

Fuentes:
– AFP

Fuente: www.infobae.com

Shares: