Gobierno del Estado

Gobierno refuerza inspecciones en plantas de agua y hielo

🚨 COEPRIS en acción 🌊 Para una #CuaresmaSegura, verifica tu agua y hielo 🧊. ¡No más enfermedades gastro! 💪 Checa que estén 💯% purificados.💧#SaludFirst
5 9 e1707716708422

¿Has considerado alguna vez qué hay detrás de ese cristalino vaso de agua que consumes? Puede que algo tan sencillo como beber un vaso de agua o disfrutar de una bebida fría con hielo implique más de lo que se ve a simple vista, especialmente cuando se trata de la salud pública.

En un esfuerzo por salvaguardar la calidad del agua que bebemos y el hielo que usamos, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), ha anunciado el operativo “Cuaresma 2024”. A partir del 14 de febrero, un grupo de expertos intensificará las inspecciones a plantas purificadoras de agua y productoras de hielo. La meta es clara: prevenir enfermedades gastrointestinales derivadas de la ingesta de agua y hielo que no cumplen con los estándares sanitarios requeridos.

Sofía Anaí Pérez Castro, a cargo de Coepris, destaca que estas iniciativas de vigilancia no son esporádicas. Influenciadas por la visión del Gobernador Ricardo Gallardo Cardona, se ejecutan durante todo el año. Sin embargo, es justamente en la temporada de Cuaresma y durante los meses más calurosos, cuando hay un incremento en la demanda de agua y hielo, que se refuerzan las medidas de revisión y control.

Estas medidas incluyen la verificación de procesos como la ósmosis inversa y la desinfección mediante luz ultravioleta, así como análisis microbiológicos rigurosos. Los especialistas también se aseguran de que las plantas utilicen agua debidamente clorada, mantengan un aseo meticuloso de los garrafones con sanitizantes especiales y cumplan con protocolos estrictos de higiene personal para el personal.

Para los ciudadanos, Coepris ofrece recomendaciones prácticas: al comprar agua embotellada, comprobar que el garrafón esté sellado herméticamente y que el agua luzca limpia, sin partículas en suspensión. En el caso del hielo, este debe ser transparente e incoloro, indicando que se ha fabricado con agua purificada. Instan a los consumidores a adquirir estos productos en sitios establecidos y con aviso de funcionamiento visible, desaconsejando la compra en la vía pública.

El impacto de esta rigurosidad en la salud es directo y palpable; una agua de calidad evita enfermedades que pueden ir desde leves hasta severas, asegurando bienestar y seguridad en lo que tomamos. Como habitantes de la región, todos tenemos un papel activo en la salud pública: eligiendo y demandando agua segura, contribuimos a mantener altos los estándares de higiene y salud.

Te invitamos a ser un agente de cambio en tu comunidad. Infórmate, participa y exige calidad en los servicios y productos que impactan tu vida y la de tus seres queridos. La transparencia y la proactividad en temas de salud son esenciales para un futuro más seguro y saludable para todos.

Shares: