Internacionales

El secreto de vivir 100 años: el bienestar comunitario en zonas azules

💙 Comunidades de zonas azules, donde la longevidad y el bienestar se entrelazan con la vida diaria 🌍 Descubre cómo tus amigos y entorno pueden influir en tu salud y comportamiento 🤔💡 #Salud #Longevidad #ZonasAzules

Te tengo una noticia interesante, ¿alguna vez has oído hablar de las zonas azules? Son comunidades alrededor del mundo donde las personas viven más tiempo y disfrutan de una vida saludable. ¿No te parece fascinante?

Investigaciones recientes han demostrado que las personas que nos rodean tienen un impacto significativo en nuestros comportamientos y elecciones diarias. Dan Buettner, fundador de Blue Zones LLC, explica que estamos influenciados por los hábitos de los demás, incluso si no nos damos cuenta. Por eso, las zonas azules han creado comunidades donde las personas viven, aprenden y trabajan juntas, promoviendo hábitos saludables y longevidad.

Por ejemplo, en Loma Linda, California, la única zona azul en Estados Unidos, los adventistas del séptimo día comparten valores similares, como pasar tiempo al aire libre, participar en el sábado y desconectarse del trabajo y la tecnología durante 24 horas. En Cerdeña, Italia, los habitantes caminan juntos y suben colinas empinadas para ir a la iglesia. En Singapur, la comunidad se reúne en centros recreativos para hacer ejercicio. Estos hábitos se transmiten de generación en generación y forman parte de la cultura.

¿Sabías que los comportamientos relacionados con la salud son contagiosos? Así es, un estudio de la Universidad de Zurich encontró que las parejas que comparten los mismos hábitos a menudo se sienten más cercanas y mantienen esos hábitos para fortalecer su relación. Además, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine descubrió que tener amigos, hermanos o cónyuges obesos aumenta el riesgo de obesidad en un individuo.

Las zonas azules nos enseñan muchas lecciones sobre cómo envejecer de manera saludable. Mantener conexiones sociales fuertes es parte de la ecuación, ya que fortalece nuestro cerebro y nos protege de la soledad y el aislamiento. Estar rodeado de personas cuya idea de diversión incluye actividades físicas, como la jardinería o caminar, también influye positivamente en nuestros hábitos.

¿Qué te parece todo esto? ¿Crees que el entorno en el que vivimos puede influir en nuestra salud y longevidad? Me encantaría conocer tu opinión. Comparte tus ideas en los comentarios o en tus redes sociales para que más jóvenes mexicanos puedan ampliar su visión global y fomentar la comprensión intercultural.

¡Hasta la próxima!

Fuente: www.infobae.com

Shares: