Internacionales

Cubanos luchan contra apagones; La Habana cita escasez de combustible

⚡️🇨🇺 Cómo enfrentan los cubanos los frecuentes apagones y la escasez de combustible. Descubre su lucha en nuestro video exclusivo. 🎥✨ #CubaResiste
ZOMRZERFYNEH5DDNM2BUEHVUZY

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería tu día a día si la electricidad fuera un lujo y no una constante? Imagina por un momento que te encuentras en Bejucal, un pequeño pueblo en las afueras de La Habana, donde los dueños de negocios como Germán Martín lidian con una realidad donde los apagones son el pan de cada día. Los cortes de energía eléctrica pueden durar desde cuatro hasta seis horas, y esto no es solo una molestia pasajera, sino una complicación que afecta la vida cotidiana y el funcionamiento de un país entero.

En Cuba, la escasez de combustible es un problema que repercute en casi todas las facetas de la vida diaria. No solo afecta a los comercios, sino que también ha llevado al gobierno a tomar medidas drásticas como detener todos los eventos deportivos, incluyendo ligas importantes como las de béisbol y fútbol, para economizar en el traslado de los atletas. Las estaciones de servicio muestran filas interminables y, en ocasiones, carecen de gasolina por días.

La situación energética en la isla apunta a complicaciones que van más allá del suministro de petróleo. Aunque el gobierno cubano responsabiliza a las sanciones estadounidenses, que complican las transacciones financieras y la adquisición de combustibles, un análisis de Reuters indica que los problemas de infraestructura interna y logística parecen jugar un papel más crítico.

Cuba recibe suficiente petróleo y combustible de países como Venezuela y México, e incluso de compras en Europa, para cubrir sus necesidades diarias. Sin embargo, un incendio devastador en 2022 en la principal terminal de almacenamiento de petróleo en Matanzas ha forzado al país a depender de terminales más pequeñas y almacenamiento flotante. Esto, sumado a que solo una refinería está operativa y a problemas en la generación de energía y cuestiones logísticas, pinta un panorama complejo para la isla.

En respuesta, el gobierno propuso aumentar los precios del combustible para disminuir la demanda y recaudar fondos para más compras. Aunque este incremento se pospuso debido a un ciberataque, sigue en el aire la pregunta de cuándo y cómo se implementará esta medida.

Estos apagones en febrero, cuando la demanda de energía debería ser más baja, son una llamada de atención sobre los retos que enfrenta Cuba en términos de energía y cómo estos afectan a su población. Los cubanos, resilientes y creativos, se ven obligados a adaptarse a una nueva normalidad, mientras el mundo observa y debate las complejidades de la geopolítica y las consecuencias de las sanciones económicas.

Y tú, ¿qué piensas sobre esta situación? ¿Cómo crees que se podría mejorar el panorama energético en Cuba? Me encantaría conocer tu opinión. No dudes en dejar tus comentarios y compartir este artículo en tus redes sociales para que más personas se sumen a la conversación. ¡Hasta la próxima, amigos!

Fuente: www.infobae.com

Shares: