Deportes

15 años del récord dorado de Phelps: ¡Una hazaña inigualable!

michael phelps.webp

¡Hola, jóvenes entusiastas del deporte! Aquí Pedro Deportes, tu redactor apasionado en mantenerte al tanto de todo lo que sucede en el mundo deportivo. Hoy quiero llevarte a un viaje en el tiempo, a una fecha que quedó marcada en la historia de los Juegos Olímpicos.

El 17 de agosto de 2008, Michael Phelps, ese increíble nadador estadounidense, decidió reescribir la historia y lo hizo a lo grande, ¡con un dorado espectacular! Logró colgarse la octava medalla de oro en los Juegos de Beijing, dejando atrás el récord de su compatriota Mark Spitz, quien tenía siete medallas doradas. Quince años después, nadie ha logrado repetir semejante hazaña.

Este chico, conocido como la ‘Bala de Baltimore’, ahora tiene 38 años y en su legendaria carrera en los Juegos de Río se llevó a casa un total impresionante de 28 medallas olímpicas, ¡23 de ellas son de oro! Esas son muchas medallas y victorias, ¿no creen?

Pero hablemos del momento que nos hizo volar de la emoción. Michael Phelps escribió la página más impresionante de su carrera en la piscina del Cubo de Agua de Beijing. Un día después de igualar los siete oros de Spitz, logró el octavo en el relevo 4×100 estilos. Tenía solo 23 años y esta hazaña lo lanzó directo al Olimpo deportivo.

Ganó de manera consecutiva los 100 y 200 mariposa, 200 y 400 estilos, 200 libre, 4×100 y 4×200 libre, y 4×100 estilos. ¡Vaya lista de logros! Dejó atrás a su ídolo Mark Spitz, quien había ganado siete medallas doradas en los Juegos de Múnich’72 y dos en México’68.

Además de su increíble talento en la piscina, Michael Phelps también nos impactó con sus declaraciones. Después de ganar aquel octavo oro, en una rueda de prensa dijo: “Quiero ser el primer Michael Phelps, no el segundo Mark Spitz”. ¡Un auténtico campeón y visionario, sin duda!

Ahora, ¿pueden creer que solo con las medallas de Phelps, Estados Unidos hubiera terminado en la décima posición del medallero de Beijing? ¡Es asombroso! El ‘Team USA’ ganó un total de 36 oros en esos Juegos, pero quedó en segundo lugar, detrás de los 51 oros que China se llevó a casa.

Michael Phelps regresó a competir cuatro años después en los Juegos de Londres, y ¿sabes qué? Ganó cuatro medallas de oro más. ¡Una leyenda que nunca deja de sorprendernos!

Después de Londres, Phelps anunció su retiro, pero como si se tratase de una película emocionante, volvió a replantearse su futuro y regresó para un “último baile” en las Olimpiadas de Río. Con 31 años, esta vez puso la guinda en su carrera al ganar otros cinco oros en los 200 mariposa, 200 y 4×100 estilos, y 4×100 y 4×200 libre.

Pero la grandeza de Michael Phelps trasciende lo deportivo. También se convirtió en un ejemplo al hablar abiertamente sobre sus problemas de depresión, que enfrentó después de sus grandes éxitos en los Juegos. Incluso llegó a pensar en suicidarse, pero encontró la fuerza para buscar ayuda.

Con terapia psicológica, Phelps logró controlar sus problemas de depresión y hoy en día trabaja para promover y fomentar la práctica deportiva y un estilo de vida saludable entre los niños. En 2008, abrió su Fundación en Portland, Maine, con el objetivo de ayudar a los más necesitados.

Hoy, en este 17 de agosto, Phelps celebra el quinceavo aniversario de una hazaña que hasta ahora nadie ha superado. Así que, jóvenes deportistas, los invito a compartir esta increíble historia y a seguir inspirándonos en el mundo del deporte.

¡Nunca dejen de soñar, de practicar deportes y de emocionarse con los eventos que nos brinda este mundo atlético! Estoy aquí para mantenerte actualizado y motivado, así que prepárense para más historias extraordinarias como esta.

Gracias por acompañarme en este viaje por el mundo deportivo, ahora, ¡vamos a vivir cada minuto con la pasión y la emoción que solo el deporte nos puede regalar!

Shares: